Sesenta mil millones de pesos en obras por impuestos se buscan invertir en el sector de agua

en obras por impuestos para desarrollar  el programa de Pilas Públicas, que tiene como objetivo entregar agua potable a las comunidades indígenas de La Guajira.

Expresó que solo aunando recursos del Gobierno nacional, los entes territoriales y la empresa privada, se puede lograr avanzar en la solución de agua a las comunidades, especialmente las indígenas, planteadas en el programa ‘Guajira Azul’.

Explicó que para lograr ese objetivo, primero el Gobierno debe demostrar que las iniciativas que se ejecuten sí son viables, con resultados concretos y con un alto empoderamiento de la comunidad, como lo que se logró en Manaure, cuando se puso al servicio el primer módulo de las pilas públicas con recursos del Gobierno nacional, el territorial y de las propias comunidades que aportaron recursos del Sistema General de Participación.

“Nuestra meta es ambiciosa, se busca tener 19 módulos de pilas públicas en los cuales 120 y 126 pilas, hay que financiarlos  no solamente la construcción, sino también el mantenimiento de las mismas”, dijo.

Precisó que los socios naturales para ayudar a la construcción de esa solución son las empresas privadas a través del mecanismo de obras por impuestos.

En ese mismo sentido, el ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, aseguró que en las reuniones mensuales que se realizan en La Guajira se advierte una muy buena disposición de la empresa privada a seguir invirtiendo para la solución de agua en las comunidades indígenas.

“Lo  importante es un efecto demostración, en la medida que los primeros proyectos como el de Manaure estén funcionando, y que el de Maicao empiece a andar, se incrementa el deseo de seguir impulsando ese tipo de proyectos para materializar muchos más recursos”, agregó.