Tribunal deja en firme elección de Uriel Guerra Molina como alcalde de Urumita

El Tribunal Contencioso Administrativo de La Guajira falló a favor del alcalde de Urumita, Uriel Guerra Molina, la demanda de nulidad electoral proferida en su contra por el abogado Bladimir Benjumea Murgas.

En su fallo, la magistrada Carmen Cecilia Plata Jiménez decidió “negar las pretensiones del medio de control de nulidad electoral presentado por el señor Bladimir Benjumea Murgas contra el acto de elección de Uriel Guerra Molina como Alcalde de Urumita”.

Este litigio jurídico comenzó cuando Benjumea Murgas demandó la elección del alcalde Guerra, al considerar que el mandatario incurrió en hechos de corrupción electoral durante su campaña adelantada en 2019, cuando era candidato.

Según el abogado demandante, la campaña de Uriel Guerra recurrió a prácticas irregulares para captar más votantes a su favor “a través de entrega de prebendas, regalos y beneficios concretamente en la brigada de salud y nutrición del 13 de octubre de 2019, lo cual considera constitutivo de corrupción como causal de anulación subjetiva de los actos electorales”.

Ante este postulado, la defensa del alcalde Uriel Guerra negó que su campaña hubiese incurrido en corrupción al sufragante para ganar las elecciones municipales del año 2019.

Para probar su posición, los demandantes presentaron fotografías y grabaciones del supuesto acto de corrupción al sufragante realizado por la campaña de Guerra, sin embargo para el Tribunal dicho material no demuestra que el candidato compró votos para ganar las elecciones.

“Las fotografías o videograbaciones por sí solas no acreditan que la imagen capturada y grabada corresponda a los hechos o acción determinada que pretenden probarse a través de ellos, por lo tanto, debe hacerse su valoración de manera conjunta con los demás elementos probatorios obrantes en el expediente, en aras de corroborar las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que fueron capturadas las imágenes que representan dichos documentos, pues con dichas imágenes no se desprende tal información y tampoco que con ellas se demuestre fehacientemente que en desarrollo de la denominada “brigada de salud y nutrición”, las actividades realizadas en esa oportunidad por el candidato y sus acompañantes hubiesen correspondido a maniobras fraudulentas y corruptas que doblegaron la voluntad de los electores persuadiéndolos indebidamente a votar por él”, dijo la magistrada Plata en el fallo.

Dicho lo anterior, la togada concluye que “no se puede tener por acreditada la conducta de corrupción contra el electorado que el actor le endilga al señor Uriel Guerra Molina, como causal de nulidad electoral del acto demandado, pues de dichos documentos no se desprende que el candidato haya ofrecido a las personas que se observan en las imágenes prebendas, regalos y beneficios para obligarlos a votar por su propuesta de campaña, de las cuales, además no se tiene certeza que hayan ejercicio su derecho al voto en dicho municipio”.

Así las cosas, el Tribunal decidió dejar en firme la elección de Uriel Guerra Molina como alcalde de Urumita para el periodo 2020-2023.

Aquí el fallo completo del Tribunal Contencioso Administrativo de La Guajira