Tribunal Superior de Riohacha admite tutela a favor de comunidades afrodescendientes del Sur de La Guajira

El Tribunal Superior del Distrito Judicial de Riohacha  admitió una acción de tutela a favor de comunidades afrodescendientes del Sur de La Guajira.

La medida fue interpuesta por el abogado Pablo Segundo Ojeda Gutiérrez, en representación de Diosela Sarmiento Medina, María Alejandra Iguarán Goenaga, Calixto Marulanda Pérez, Roberto Ramírez Díaz y Diego Luis Ortiz, representantes legales de los consejos comunitarios de las comunidades afrodescendientes de Patilla, Roche, Oreganal y Papayal en Barrancas y la comunidad de Los Remedios en Albania. 

El alto tribunal revocó la sentencia proferida por el Juzgado Promiscuo de Familia de San Juan del Cesar el día 26 de mayo de 2020 y concede transitoriamente el amparo de los derechos fundamentales a igualdad, dignidad humana, mínimo vital, salud, seguridad alimentaria, derecho superior de los niños, niñas y adolescentes, salubridad pública y garantías conexas. 

Asimismo, ordena a la Gobernación de La Guajira, en conjunto con las alcaldías de Barrancas y de Albania, que adopten las medidas adecuadas y necesarias para diseñar un plan específico para atender de manera urgente a las comunidades afrodescendiente de Patilla, Roche, Oreganal, Papayal y Los Remedios, asegurándose de que las mismas puedan acceder y disponer de agua con regularidad y continuidad, mientras dure el aislamiento preventivo decretado con ocasión a la pandemia Covid–19, sin perjuicio de lo ordenado en la Sentencia T-302 de 2017. 

De igual forma, ordena al Ministerio del Interior, Oficina de Asuntos Indígenas, Procuraduría Regional de La Guajira, Personería de Maicao, Oficina de Asuntos Indígenas de Maicao, Unidad para la Gestión del Riesgo de Desastres y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, para que en ejercicio de las funciones que les competen, realicen el acompañamiento en el proceso de entrega de los paquetes de alimentos de alto valor nutricional (mercados) y el suministro de agua potable en la cantidad necesaria que garantice el disfrute del preciado líquido, por todo el tiempo que dure el aislamiento obligatorio decretado por el Gobierno nacional.