Vicepresidenta se pronunció ante caso de su hermano por drogas en Estados Unidos

En un comunicado la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez aceptó que su hermano Bernardo Ramírez pagó «pena de cárcel por 4 años y medio» por «conspiración por tráfico de drogas» en Estados Unidos.

Asimismo afirmó que lo que ella y su esposo firmaron en 1997 no fue una fianza sino una garantía de que su hermano respondería ante la justicia.

{module Avisos InText 1}

«Tuvimos que ayudarlo firmando una garantía, no una fianza, para asegurar que se presentaría a la justicia, como en efecto lo hizo, acompañado de mi esposo y de mí, quienes lo llevamos a una corte en Florida para que reconociera su falta y respondiera por ella», explicó la vicepresidenta.

Cabe indicar que el portal La Nueva Patria reveló este jueves que Ramírez y su esposo, Álvaro Rincón, pagaron la fianza de Bernardo Ramírez Blanco, detenido en Miami (EE.UU.) en julio de 1997 cuando recibía un cargamento de heroína que dos «mulas» o correos humanos.

Esta información generó polémica, ya que la vicepresidenta nunca dio a conocer este suceso ni siquiera cuando se encontraba en campaña electoral.

«Son hechos obviamente ajenos a mí. Lamento que mis enemigos políticos decidan acudir a la bajeza de estos ataques contra una mujer como yo que lo único que ha hecho es trabajar honestamente y sin descanso por Colombia», dijo.

Ante estos pronunciamientos, el congresista y excandidato presidencial, Gustavo Petro, pidió la renuncia de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez.

{module Anuncio Outstream InText}

«Yo solicito su renuncia por no haber dado a conocer a la sociedad colombiana que había, quizás con buenas intenciones, participado en la liberación de un narcotraficante», señaló Petro.