Se nos llevan los beneficios del viento y el sol

Son muchas las empresas nacionales y extranjeras que han llegado a La Guajira con el fin de instalar las granjas eólicas y solares

para convertir los vientos y los rayos del sol en energía eléctrica, hecho que es interesante, pero detrás de ellos están las empresas que no tienen ningún interés en generar beneficios para la población, ni de pagar un impuestos o darle participación a los guajiros, mientras que otros desconocen a la autoridad civil del municipio y el Departamento, tanto, que son los empleados de esas compañías instaladas  fuera de La Guajira, quienes hablan directamente con la comunidad indígena para definir lo de la consulta previa, claro que cuando los indígenas les paralizan los proyectos, es allí en donde acuden a la autoridad local para que le resuelvan un problema que los alcaldes desconocen.

Lo anterior, serán seguramente los temas que se tratarán en el ‘Segundo Foro de Energías Renovables: Potencialidades de la Guajira’, un evento programado para el 15 de marzo en las instalaciones de Anas Mai de Riohacha. En este foro será donde convergen todos los actores y sectores que estarán produciendo las energías limpias que no combustionan, no contaminan y no dejan desechos que afecten el medio ambiente, pero lo cierto es que desde La Guajira iluminará al país con lo que serán los proyectos  energéticos del futuro y se dejará al descubierto el gran potencial que nos permitirá asegurar la sostenibilidad del sector. 

Entendemos los intríngulis de la consecución de las licencias, sabemos lo complicado del negocio y comprendemos que el producto final se consigue con menos gente y más tecnología, pero no compartimos que quienes vienen a llevarse los vientos y los rayos solares que Dios y la naturaleza nos entregó, se lo lleven por medio de un tendido eléctrico, desconociendo a la autoridad local y sin ningún compromiso de responsabilidad social con nuestra gente. 

De todas maneras, con la realización del ‘Segundo Foro de Energías Renovables: Potencialidades de La Guajira’, el Departamento comienza a visibilizarse y debe darle viabilidad  a la cantidad proyectos ante los entes que refrendan dichas iniciativas, los mismos que entrarán  a garantizarle en el corto plazo, la estabilidad del servicio a las regiones más apartadas, manteniendo los excedentes eléctricos y producidos desde las granjas eólicas y solares que están refrendados por las entidades competentes.

Tal como lo habíamos dicho, nuestro departamento era llamado con mucho honor ‘Capital Energética de Colombia’, rótulo que obedecía a que nuestra comarca era la región del país con mayor producción de electricidad a través del carbón y el gas, generando electricidad desde las dos termoeléctricas instaladas en nuestra zona. Hoy, Dios y la naturaleza nos entregan todas las bondades y ventajas ante las demás regiones para producir energías de libre contaminación, a través de una serie de proyectos que se convertiría en el mediano plazo, en realidad.

Sabíamos que Dios no nos iba a desamparar con el final de la bonanza de la energía convencional a través de extracción del carbón y el gas natural, establecido según los expertos con fecha de vencimiento a partir del año 2025 y desde ya avizoramos que entraremos en la bonanza de energía no convencional para producir energía limpia o electricidad a través de los vientos constantes de la Media y Alta Guajira, y la radiación solar del inclemente  sol que desde que nacimos nos azota.