Así se recuerda a Lenín Bueno Suárez a un año de su partida

Por estos días se conmemora el aniversario de la muerte de Lenín Bueno Suárez, reconocido compositor del género vallenato que dejó un importante legado para el folclor. Y como pasa en el mundo de la música, una trayectoria tan amplia da lugar a muchas anécdotas y por eso, aprovechando la ocasión, Alberto Lozano tuvo la oportunidad de hablar en el programa Cuarentena sobre algunas experiencias vividas con el artista. 

Uno de eso episodios se dio durante la grabación del primer trabajo discográfico de Héctor Zuleta Díaz con Adanies Díaz. Lenín quería que Héctor grabara ese trabajo, pero a Poncho Zuleta no le gustó la idea al considerar que su hermano era todavía muy joven y de carácter muy rebelde para tomar esa responsabilidad. En su lugar ‘Poncho’ era partidario de que Mario Zuleta hiciera ese trabajo.

Sin embargo, Lenín siguió adelante con el plan de grabar con Héctor Zuleta, y cuando ambos se presentaron al estudio de grabación y Mario se dio cuenta que Héctor era el elegido para grabar, tomó los acordeones y se los llevó. 

Ante lo sucedido, Lenín tuvo que buscar un acordeón prestado y solo al día siguiente Mario regresó los acordeones. 

Otra virtud de Lenín Bueno en su trabajo como creador de canciones era su recursividad para lograr el resultado deseado en las grabaciones pese a las limitaciones tecnológicas de su época. Un ejemplo de esto se puede encontrar con ‘Estrella fugaz’, en la el propio Lenín realizó un estiramiento de la cinta para lograr que el tono de Adanies Díaz cambiara para lo que necesitaba la canción, que se tuvo que grabar con un solo acordeón. 

Escuche aquí el diálogo completo recordando a Lenín Bueno Suárez: