Concejal Olga Montenegro acoge a los niños en la novena de aguinaldo

El espíritu navideño nos hace sentir más cercanos a los demás y nos deja recuperar ese sentido infantil que dejamos a un lado durante el resto del año. Y qué mejor forma de hacerlo que reunir a muchos niños para celebrar el nacimiento del niño Jesús.

La concejal Olga Montenegro junto con su hija Valeria Lucía, acostumbran año tras año a realizar la novena de aguinaldo, acto donde se reúnen más de 300 niños que acuden a su hogar a participar de esta temporada tan especial. El 24 de diciembre hacen la entrega de los regalos, un día en el que se respira gratitud, generosidad, humildad, paz y amor, donde la sonrisa, ternura e inocencia de un niño refleja el gozo que siente su alma al recibir un obsequio.

Sobre esta celebración, la concejal Montenegro expresa que la felicidad de los niños «nos llena de satisfacción y nos motiva a seguir con entusiasmo y dedicación con esta tradición navideña y tan maravillosa experiencia”.