Crisis, transformaciones y retos del periodismo: diálogo con Jaime Abello

Jaime Abello, periodista y director de la Fundación Gabo, tuvo la oportunidad de hablar con el equipo de Sistema Cardenal 1010 AM Barranquilla sobre el presente del periodismo como oficio, y el futuro de esta profesión que actualmente atraviesa por una época de grandes desafíos y transformaciones. 

Entrevista con Jaime Abello, director general de la Fundación Gabo

“Estamos pasando por un momento que posiblemente es uno de los más difíciles que nos ha tocado en los años que llevamos trabajando en el periodismo. La pandemia y la crisis económica, con las complicaciones que ha generado ha sido retadora. Afortunadamente el periodismo ha respondido, el periodismo trabaja por mantener a la sociedad informada.Ha trabajado también por ayudar a la gente a orientarse en medio de la a veces contradictoria información relacionada con los aspectos sanitarios, con la salud”, dijo Abello, quien también mencionó que la actual crisis se sumó a los cambios que se venían dando en el mercado de los medios, por la caída de los ingresos publicitarios y la irrupción de nuevos medios independientes en ecosistemas digitales. 

Si bien Jaime Abello reconoce que la revolución de las tecnologías de la información y la comunicación ha ocasionado la destrucción de muchos espacios de trabajo para quienes llevan tiempo en el oficio, también ha abierto nuevas oportunidades para que los profesionales del periodismo, tanto los jóvenes como quienes ya cuentan con gran experiencia. “La tecnología es una fuente transformadora, que genera destrucción de oportunidades, pero que genera nuevas oportunidades”, dado que la tecnología cambió las reglas de juego y los periodistas que han logrado adaptarse a los cambios han logrado dar lugar a nuevos medios en el campo del emprendimiento digital. 

Periodismo, política y democracia

Para Jaime Abello, el periodismo colombiano está a punto de enfrentarse a otro momento desafiante por cuenta de las elecciones del año próximo. El ambiente político cada vez más polarizado que irá experimentando el país a medida que se aproxime el día de la votación. En este contexto, los periodistas tendrán la tarea de desarrollar su tarea de informar a la sociedad mientras su ética es puesta a prueba. 

“Serán unas elecciones exigentes para los periodistas porque es claro que estamos en un contexto de creciente polarización política en la cual desgraciadamente y ojala no se repitan los casos de otros países, en que se agudiza la confrontación y prevalezcan los extremismos políticos, y entonces el papel del periodismo siempre se complica. Muchos sectores esperan que el periodismo se alinee”, agregó Abello. 

Las relaciones entre el periodismo y la política pueden generar tensiones que pueden manifestarse a través de casos de hostilidad y agresión contra los comunicadores. Junto a la reactivación de la violencia en varias regiones de Colombia, periodistas que trabajan en diversos territorios del país han tenido que ver como las amenazas en su contra aumentan al igual que las armas. 

El oficio en la costa Caribe, con margen para mejorar

Jaime Abello no oculta que en la región Caribe se puede hacer mejor el trabajo periodístico que actualmente se viene desarrollando. “Estoy esperando que cada vez haya una insurgencia mayor de nuevos medios, una reorganización de los periodistas que han salido de los medios tradicionales y que en un momento dado están buscando nuevas oportunidades. Estoy esperando que los jóvenes que han salido de la universidad se pongan las pilas. Se tienen que multiplicar los medios aprovechando las facilidades que ofrecen las tecnologías digitales para hacer nuevas iniciativas y nuevos emprendimientos periodísticos. Las oportunidades están servidas para que demostremos la madera y el metal del que estamos hechos”, expresó Abello. 

Lucha contra la desinformación

Los ecosistemas digitales permiten que todo tipo de información se disperse a través de los dispositivos que todos los ciudadanos usan para consultar el acontecer diario. Por esto, Internet se convierte en el caldo de cultivo perfecto para que inescrupulosos difundan mentiras con el fin de reforzar un discurso político y ganar en la discusión pública. 

“La gente a veces por sostener una posición reproduce una cantidad de mensajes que no corresponden a la realidad, pero que de alguna manera responde al sesgo cognitivo, las preferencias que las personas tienen. Los periodistas están en medio de ese combate de puntos de vista y convicciones. Allí tienen que sobresalir por la calidad del trabajo, tienen que sobresalir por la calidad con la que se plantean las realidades”, agregó Jaime Abello.