Devotos de la Virgen del Carmen y la fanaticada de Diomedes Díaz deben rezar, orar y celebrar en silencio

Diomedes Díaz fue el cantante vallenato con mayor devoción a la Virgen del Carmen, ya que a través de su cotidianidad y vivencias logró mencionarla en más de 40 canciones, de cerca de 80 que él mismo grabó de su autoría en diferentes producciones.

Su devoción fue tan penetrante y convencedora que logró contagiar a su fanaticada, no solamente en Colombia, sino en el mundo con el misticismo, elevando su devoción a una doctrina religiosa en donde sus seguidores lo veneraron en vida dándole la cualidad de divinidad y después de fallecido como una deidad celestial.

Hoy en época de pandemia de La Covid-19, los ‘diomedistas’ y los feligreses de la Virgen del Carmen les corresponden celebrar en silencio para minimizar la cadena de contagio. Así lo ha dicho la Iglesia Católica y las autoridades, pero así no fueron los postulados de la fanaticada de Diomedes Díaz.

La fanaticada de Diomedes le tiene tanta fe al misticismo que él mismo, que todas las fechas que se relacionan con su vida y creencia la convierten en número y esto a su vez son anotados a través del chance o bolita, situación que lleva a las empresa de apuestas  a vetar ciertos números de lotería, especialmente 1607 o 0716, números que salen de la fechas del 16 de julio con el día de la Virgen del Carmen; 0526 o 2605 con el 26 de mayo, día de su nacimiento;  el día de su muerte, la nomenclatura de la bóveda donde reposan sus restos mortales y ahora ese don en dar el número del chance o bolita lo tiene su hijo Martin Elías.

Son muchos los artistas que han grabado canciones relacionadas con la Virgen del Carmen, pero en medio de la confusión y las creencias de los seguidores de Diomedes Díaz,  el 16 de julio es uno de los tres día del año en que se celebra y conmemora el día de ‘diomedismo’ y con ellos el 26 de mayo y el 22 de diciembre.

Pese a toda la devoción, este 16 de julio la situación que vivimos con la pandemia de la Covid-19, los de devoción y la fanaticada deben cumplir con el llamado de la autoridad y la responsabilidad personal de cada uno de nosotros, debemos silenciar los picó y las cantinas tienen que estar cerradas. Hoy la fanaticada de Diomedes y los de devoción de la Virgen del Carmen, deben orar, rezar y celebrar en silencio.