En medio de caja, guacharaca, acordeón, cantos y múltiples homenajes fue despedido Romualdo Brito

En la Catedral Nuestra Señora de los Remedios de Riohacha se cumplieron las honras fúnebres  para despedir al maestro Romualdo Brito López.

Entre caja, guacharaca y acordeón, le dieron el último adiós cuando iba rumbo hacia el cementerio de Tomarrazón, corregimiento de Riohacha, lugar donde nació el  17 de marzo de 1953. Precisamente, el compositor Rafael Manjarrez, vicepresidente de Sayco, entonó un canto sentido en honor a su gran amigo y colega, Romualdo Brito.

En diálogo con el programa Cuarentena de Sistema Cardenal, ‘Rafa’ Manjarrez dijo: “Romualdo era un hombre que irradiaba su realidad interna en el comportamiento cotidiano con la mayoría de las personas con las que interactuaba. Uno pudo percibir siempre su condición de hombre luchador, un hombre gladiador de la vida, un hombre que uno lo vio en un espiral continuo de lucha, propósitos, metas. Sobre ese comportamiento logró erigirse como uno de los compositores más connotados por su legado”. 

Manjarrez también describió a su colega como “una plétora de talento, un hombre versátil en su faena de compositor”. 

Para ‘Rafa’ la partida de Romualdo deja un gran vacío en el folclor vallenato y ve difícil que otra persona pueda llenar el espacio que dejó tras su muerte. 

También reconoció que Sayco está de luto, dado que la esposa de Romualdo Brito, Indira de la Cruz, es funcionaria de esa sociedad y el mismo compositor fue muy cercano a esa organización, a tal punto que llegó a ser su presidente. 

“Papá fue un hombre alegre”

Un llamado a celebrar la vida de Romualdo Brito hizo su hija Leisby Brito Guerra, durante el homenaje en cámara ardiente realizado en las instalaciones de la Institución Educativa Almirante Padilla, tras la llegada de sus restos mortales a Riohacha.

“Yo quiero que canten, no quiero que lloren más, mi papá fue un hombre alegre, ahí está la sonrisa de él (refiriéndose a una fotografía), nada más cuando se murió mi abuela, pero del resto él no es un hombre de llanto, es un hombre de sonrisa”, dijo su hija.

También le pidió a sus tíos y a su padrino el exalcalde de Riohacha Rafael Ceballos, que dejaran de llorarlo e invitó a uno de sus tíos a subirse a la tarima para que cantara una de sus canciones.

“En este momento no sé si decirles que estoy triste o feliz, cuando uno tiene un papá tan maravilloso, no puede uno estar más que orgulloso, siento el amor que ustedes le tenían a mi papá y cuando escucho su música, que siempre la bailé, quiero bailar, yo quiero que canten y no lloren más”, puntualizó. Minutos más tarde, su hermano Rafael Brito, se subió a la tarima para interpretar la canción ‘Cuando la vi’, grabada por ‘Los Betos’.

Leisby, es la hija mayor de Romualdo con su esposa Lanis Elizabeth ‘Chave’ Guerra, con quien tuvo dos hijos más, Luis Esteban y Alma Guajira.

Mensajes de solidaridad

El alcalde de Riohacha, José Ramiro Bermúdez Cotes, envió un mensaje de solidaridad a la familia del compositor Romualdo Brito López, en medio de la misa que se celebró en la Catedral Nuestra Señora de los Remedios. “Los colombianos lloramos con dolor por la partida del maestro Romualdo Brito, pedimos a Dios que lo tenga con paz y bien, que le permita seguir cantando y llenando de alegría el cielo, que aquí en la tierra nosotros también lo recordaremos así: alegre, contento y enamorado”.

Es de mencionar que la Biblioteca Departamental de Valledupar fue el primer escenario donde el pueblo vallenato expresó todos los sentimientos de dolor y tristeza por la partida del maestro. Allí, fueron muchas las voces que se escucharon en este sentido homenaje que realizó Sayco y la Gobernación del Cesar.

Rita Fernández, presidenta de Sayco expresó: “Queremos expresarle al amor de su vida, Indira, la tristeza que tenemos. El maestro Romualdo Brito es irremplazable. Agradecemos a los socios, amigos, compositores por acompañarnos en este momento”.

Del mismo modo, Armando Romero, director Societario de Sayco señaló: “Hablar de Romualdo Brito es mencionar a un ícono de la música vallenata y colombiana, un artista polifacético, versátil que compartió su talento e hizo grande el folclor del país”.

Su amigo y colega, Wilfran Castillo, comentó: “Indira, el vínculo que tuve con Romualdo, sabes que es invaluable. El cariño que siempre nos profesó a Omar Geles y a mí lo llevamos siempre con nosotros. Fuimos testigos de una carrera impresionante, más de mil canciones lo ubicaron como uno de los grandes”.

Posteriormente, la agrupación de Ivo Díaz y Almes Granados, junto a varios maestros del folclor vallenato, rindieron tributo musical a la carrera artística de Romualdo Brito, interpretando sus bellas canciones.

Es de resaltar que Efraín Quintero a nombre de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata entregó a Indira de la Cruz un reconocimiento por la entrega y aporte musical del maestro Romualdo Brito a la cultura vallenata.

De igual forma Daimer Brito, se pronunció: “A nombre de nuestra Familia Brito López, damos gracias por acompañarnos a darle la despedida a un hombre noble, mi hermano te amamos, tu legado es invaluable, tu entrega para la música no tiene precedentes”.

Por su parte, Iván Villazón también manifestó su sentimiento de dolor y más porque  tuvo la oportunidad de compartir hace algunos días con el fallecido compositor. Durante su último encuentro hablaron de un nuevo proyecto musical de la autoría del creador de la controvertida ‘La yuca y la tajá’.

Sin embargo, Villazón no contaba con que sus planes con Brito se verían truncados de manera trágica. “Tuvimos la semana pasada la oportunidad de compartir un rato largo, ya que él estaba haciendo un proyecto nuevo para lanzar un CD en su memoria con canciones inéditas”, dijo el cantante en diálogo con el director de Sistema Cardenal, Ismael Fernández. “El me pidió que cantara una de esas canciones, lo hicimos con mucho gusto aquí en la ciudad de Barranquilla”

Además el artista reveló que para su nuevo proyecto musical, Romualdo Brito estaba reclutando a varios cantantes de primer nivel en el vallenato, como Rafael Pérez y Luifer Cuello.

Otro de los homenajes póstumos se lo brindó la noche del sábado Silvestre Dangond durante su concierto virtual desde el río Guatapurí en el Cesar, donde en medio de la alegría recordó a Romualdo Brito  con las canciones ‘Amaneceres del Valle’ y ‘La Difunta’.

“Se fue todo un patrimonio del vallenato, quien todavía tenía mucho para aportar, pero dejando un legado importante gracias a sus canciones”, manifestó el artista urumitero. Incluso anunció que su próxima producción musical trae una obra de Romualdo Brito.