En su tierra natal fue despedido Jorge Oñate

Con un desfile de grandes artístas de la música vallenata como Peter Manjarrés, Jorge Celedón y Silvestre Dangond, La Paz (Cesar) despidió en la tarde de este lunes a su hijo más ilustre; Jorge Oñate, ‘El ruiseñor del Cesar’ o ‘El jilguero de América’, quien en la madrugada del domingo partió de este mundo tras dar una larga lucha contra las secuelas que le dejó el Covid-19.

Pese al fuerte sol, decenas de personas se acercaron a la Plaza Olaya Herrera para despedir al ídolo y héroe de la localidad. Como era de esperarse, la ceremonia tuvo momentos muy emotivos, pero ninguno como cuando José Jorge Oñate, hijo del ‘Jilguero’, subió a la tarima para interpretar una de las canciones más conocidas de su padre, ‘Lloraré’. «Solo me resta decirte papá, muchas gracias por haberme traído al mundo», dijo José Jorge antes de interpretar los versos de la canción.

Posteriormente, Silvestre Dangond, quien es ahijado de Oñate, también expresó su frustración por no seguir contando con la presencia física de su padrino. «Así no era, pensé que Dios me lo iba a regalar por muchos años más, pero aquí estamos padrino. Jamás te vamos a olvidar. Y te quiero recordar y despedir con esta canción», dijo Dangond antes de comenzar a cantar ‘El Jilguero’, tema compuesto por Emiliano Zuleta. Durante su presentación, Dangond emocionado se postró a llorar sobre el féretro donde reposan los restos del desaparecido cantante.

En la tárima principal de la Plaza Olaya Herrera, la familia de Jorge Oñate presenció los homenajes realizados por exponentes del folclor vallenato.

Jorge Oñate, de 71 años de edad, permaneció las últimas semanas de su vida hospitalizado a causa de la complicaciones de salud ocasionadas por el Covid-19. Para la historia, presente y futuro del vallenato deja un legado de canciones entre las que destacan ‘Nunca comprendí tu amor’, ‘Ausencia sentimental’. ‘Nido de Amor’, ‘El cariño de mi pueblo’, ‘Llévame contigo’, ‘El más fuerte’, entre otras.