(Entrevista) Pillao Rodríguez, de la mano de su esposa, ayuda a los jóvenes a encontrar sus dones

El cantante de vallenato Pillao Rodríguez, reconocido también por su actuación en la bionovela Los Morales, la pandemia del Covid-19 lo hizo reinventarse y junto a su esposa Claudia María Ramírez, psicóloga de profesión, ha iniciado un nuevo proyecto.

En conversación con el programa Cuarentena del Sistema Cardenal, comentó que desde el año pasado vienen trabajando un tema de juventudes.

“Pillao siempre ha sido un hombre de retos, me proponen, yo analizo y digo voy pa’ esa, alguien una vez me dijo, ‘Pilla’ porque no aprovechas que estás saliendo en televisión nacional y te creas una charla y vienes a San Andrés y le hablas a los jóvenes”, dijo.

Desde ese momento, contó, decidieron hacer una charla para contar su historia. “Es decir, como Pillao Rodríguez descubrió sus dones, cuáles han sido sus herramientas y cómo ha sido su vida al día de hoy”, agregó.

 Ha estado en San Andrés, Florencia (Caquetá), varios municipios de Cundinamarca y hasta en la Universidad del Norte, en Barranquilla.

“Fue un reto y eso es lo que ahorita mismo nos tiene al frente, porque tú sabes que los artistas gracias a Dios somos queridos por la gente, hemos hecho charlas para la empresa Alquería y para la Presidencia de la República, un programa que se llama Computadores para Educar”, apuntó.

Mencionó que dentro de las charlas trata de hablarles a los jóvenes en su idioma, tratando de que reconozcan sus dones.

“(…) que se dialogue, que también yo tenido incidencias indirectas con droga y otras directas pero gracias a Dios estoy con vida por haber tomado decisiones en el pasado como digo yo, llegar sin importar como. Entonces gracias a Dios la gente sale y dice, a este gente no le tocó fácil, yo tengo 38 años y han sido muchos errores pero también muchos aciertos.

Lo que hago con los muchachos es que reconozcan qué es un don porque muchas veces no los saben, yo describí mi don cuando empecé a cantar y así crear en ellos el reconocimiento de sus dones, pero lo más importante es que al futuro tu digas voy a trabajar y no tengas que trabajar, porque el pasar de los años no se va a notar porque haces lo que te gusta”, puntualizó.