(Entrevista) Souldes Maestre Montero, un bibliotecario kankuamo de los mejores en su oficio

Souldes Maestre Montero es un bibliotecario de la etnia kankuama catalogado como uno de los mejores en su oficio, que vive en el corregimiento de Atánquez, estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, jurisdicción de Valledupar. 

Lucha todos los días para que los niños y niñas de su comunidad se enamoren de la lectura, lo cual le ha merecido múltiples reconocimientos en el país.

Incluso, este año la Biblioteca Pública Kankuaka, donde labora, fue reconocida con el Premio Nacional de Bibliotecas Públicas Daniel Samper Ortega 2020.

En conversación con el programa Cuarentena del Sistema Cardenal, señaló que es un proceso que vive desde la coherencia.

“Los mayores cuando lo enseñan a uno en este proceso de formación siempre nos arman de coherencia y de esa ley de la atracción que existe cuando eres coherente con lo que haces, entonces creo que lo primero en la coherencia en el discurso, yo no puedo invitar a un chico a leer si yo no doy el ejemplo, entonces es fácil cuando eres un lector, te motivas por contagiar la lectura a los demás”, dijo.

Asimismo, señaló que durante la pandemia, desde la Biblioteca Pública Kankuaka trabajaron en comunidad tanto para ayudar a la población como para inculcarles el amor por la lectura.

“La pandemia fue una situación que nos obligó a buscar oportunidades, nuestros mamos, nuestros lideres espirituales siempre nos dicen que esto que está pasando no es algo que es ajeno a la realidad sino que estamos construyendo nosotros por el abandono hacia la madre tierra.

(…) Cuando comenzó la pandemia entendimos que la única forma de superar esto era a través de la unidad, lo primero que hicimos fue convertir la biblioteca en un centro de acopio, pero como teníamos que estar cerrados no vimos ninguna dificultad, luego gestionamos mercados para los niños y ancianos. Posteriormente, comenzamos a formar a niños para que cuando estuvieran haciendo las huertas, a los que le daban semillas, también hablaran con sus abuelos y pudieran leer un libro o las historias de los abuelos”, agregó.

Señaló que el Premio Nacional de Bibliotecas Públicas Daniel Samper Ortega 2020 lo recibieron trabajando fuerte, puesto que fueron casi 200 públicas de todo el país que se presentaron. 

“Cuando hay problemas económicos lo cultural nos permite seguir luchando, entonces este año el trabajo de las bibliotecas fue tan fuerte que muchas bibliotecas se presentaron a ese premio, más de 180 a nivel nacional, dos a nivel del Cesar y como 20 a nivel de Caribe, y los ganamos porque estuvimos trabajando en comunidad, con los padres de familia, con los rectores, con la autoridad, con el cabildo, para que la biblioteca funcionara fuera de las instalaciones”, puntualizó.