Majestuosa noche de clausura del Festival Intercultural de la Frontera en Maicao

Luego de cuatro días de competencias y derroche de talentos en la interpretación de las notas vallenatas en diferentes categorías, culminó con éxito el Festival Intercultural de la Frontera, un evento apoyado por la Alcaldía de Maicao, a través de la Casa de la Cultura.

La noche de clausura estuvo adornada por una muestra cultural conformada por danza wayuú, con la tradicional yonna de niños y niñas de la institución educativa de la comunidad indígena Washintong; así mismo, la cumbia se hizo presente con el grupo de danzas afrodescendientes del corregimiento de Paraguachón, la colonia árabe encabezada por el propio alcalde Mohamad Dasuki, hizo su presentación con un baile típico de esta cultura.

Una de las características fundamentales de esta versión del Festival Intercultural de la Frontera, es que por primera vez en su historia, se le dio prioridad a las agrupaciones vallenatas de jóvenes talentos del municipio, que están comenzando su carrera musical, es así como durante los cuatro días de festival, las presentaciones estuvieron a cargo de talentos jóvenes de Maicao, el departamento de La Guajira y la región Caribe.

Dentro de las agrupaciones presentadas estuvo Kriss Suárez, el cantante Beto Guerra, la agrupación Locura Vallenata, Proyecto U, Guido Illidge, Beto Rodríguez, Jimmy Santiago, exvocalista del Binomio de Oro y la presentación del compositor maicaero ‘Tico’ Mercado, entre otros que deleitaron a los asistentes con sus talentos para la música vallenata.

Pese a la pandemia, fueron cuatro días en que brilló el talento y la cultura, evento que se vivió en completa calma, y se cumplieron las medidas de bioseguridad. Además, de manera virtual los maicaeros disfrutaron de este festival que hace más de 12 años no se realizaba en Maicao.

El alcalde Mohamad Dasuki felicitó a los ganadores de cada categoría por haber aceptado la invitación a participar, a los organizadores por haberle cumplido al público y al pueblo maicaero por haber demostrado un excelente comportamiento y haber vivido este espectáculo en paz.