Romualdo Brito recibió homenaje póstumo desde Chiriguaná hasta Riohacha y Tomarrazón

En Tomarrazón (Treinta), corregimiento del Distrito de Riohacha, fue sepultado el cadáver del compositor Romualdo Brito López, quien falleció el pasado viernes en un accidente de tránsito en carreteras del Centro del departamento del Cesar.

Romualdo Brito, autor de más de 1.400 canciones grabadas en diferentes géneros especialmente en vallenato, recibió una serie de homenajes póstumos por los municipios donde transitó la carroza fúnebre que transportaba su cuerpo sin vida desde Chiriguaná, centro del Cesar, pasando por Valledupar, los municipios del Sur de La Guajira hasta llegar la noche del sábado a Riohacha, para ser sepultado ayer en horas de la mañana en su pueblo natal.

En Chiriguaná (Cesar), el alcalde de esta localidad, Carlos Iván Caamaño con el acompañamiento de la comunidad, exaltó la memoria del  cantautor, al momento en que la carroza fúnebre partió de esa localidad con destino a Valledupar.

En la capital del Cesar fue velado en cámara ardiente en la Biblioteca Departamental Rafael Carrillo Lúquez, lugar en donde los compositores y artistas de la música vallenata lo recordaron con cada una de las canciones que fueron éxito y donde el alcalde ‘Mello Castro y el gobernador Luis Alberto Monsalvo, le dieron lectura a los decretos póstumos que reconocen la obra del compositor.

Seguidamente la carroza fúnebre con los restos de Romualdo Brito salió con destino a Riohacha,  recibiendo su primer homenaje por parte de los compositores de Villanueva liderados por Jesualdo Fernández, Ildefonso Ramírez Bula, Juan Alberto ‘El Cacha’ Acosta y Álvaro González, entre otros, quienes junto a la comunidad que se apostó en el sector del Puente, cantaron varias de sus canciones.

Mientras tanto en El Ramal de El Molino, el acordeonero Osmel Meriño, líder de la agrupación de ‘Los Hermanos Meriño’ y con quien Romualdo Brito interactuó como su tercer cantante después de Elías Rosado y Silvio Brito, grabando en 1979 dos producciones discográficas ‘Alma de mi alma’ y ‘Con el palo en la mano’, le rindió un homenaje acompañado de varios intérpretes y compositores de esta localidad.

En San Juan del Cesar un grupo de autores también hizo lo mismo, tomando la vocería Alexander ‘Coco’ Oñate quien dijo: “Gracias a Dios tuvimos a ese hombre tan inofensivo, cariñoso, afectivo con el pueblo y con la gente, protestador cuando le tocaba y amoroso cuando le tocaba cantarle al amor, alegre y picante cuando le tocaba cantarle a la alegría. Ese era Romualdo Brito, ese es el que yo tengo en el corazón, ese es el que yo no quiero ver en el féretro, ese es el que quiero llevar en mi vida y en mi corazón, aunque peleamos, discutimos y volvimos hacer amigos”.

En el sector de la Virgencita de Distracción, la comunicadora social, Julia Elisa Socarrás, por orden del alcalde Yesid Peralta y con el acompañamiento de los artistas Freddy Carrillo, Erick Orozco, Manuel ‘Papá’ Guerra, Armando Solano y Rafael Benjumea ‘CBS’ le rindieron un merecido tributo y frente a sus restos mortales, cantaron las canciones que grabó al lado de Alonso Gil.

Por su parte, la gestora social de Fonseca, Liria Rocío García Peñaranda, entregó a la viuda de Romualdo Brito López el decreto de homenaje póstumo, evento que se cumplió al frente de donde se encuentran los bustos de los compositores Carlos Huertas y Luis Enrique Martínez. En el acto de despedida al compositor participó la comunidad fonsequera acompañada por los gestores culturales y compositores de esta localidad, despidiéndolo con esta frase: “Fonseca, tierra de cantores, llora tu repentina muerte maestro”.

En Barrancas, el representante cultural del alcalde fue el encargado de leer  el decreto póstumo, sobre todo que Romualdo consideró en vida que la ‘Tierra del carbón’ fue su segunda sede después de Riohacha y en donde los organizadores del Festival del Carbón reconocieron su obra haciéndole un homenaje en el año 2012.

El comunicado social Reinaldo Gámez fue el encargado de decirle a los oyentes de Cardenal Stereo los pormenores del reconocimiento a la vida y obra de Romualdo Brito, cantando sus canciones ‘Chiche’ Badillo quien fue uno de los guitarristas que estuvo acompañando en muchas presentaciones y producciones.

La caravana fúnebre al llegar a Hatonuevo fue recibida por José Ortiz Duarte y miembros de la comunidad, quienes esperaron la carroza fúnebre en el sector de la Virgencita y en la voz de Samuel Miguel Morales, el hijo de Kaleth, interpretaron varias de sus canciones.

Desde Hatonuevo el cortejo fúnebre partió con destino a Riohacha en donde artistas de la música vallenata y familiares lo esperaron por el sector de la estatua de Francisco El Hombre y en donde varios de sus acordeonero ‘Beto’ Bolina y Ayendi Sierra, con sus instrumentos, recordaron las melodías que Romualdo Brito cantó en defensa de los indígenas y de los problemas que agobiaban a La Guajira.

Posteriormente el acompañamiento que le hicieron llegó a las instalaciones del Liceo Padilla, establecimiento educativo en donde Romualdo Brito se hizo bachiller en el año de 1974.

A pesar de que Romualdo Brito casi que en todas sus versiones participó en el Festival de la Integración Minera con canciones que fueron éxito nacional, como ‘La Difunta’, grabada por el urumitero Silvestre Dangond, esto no mereció para que el hoy coordinador de la Casa de la Cultura le rindiera un homenaje a este artista amigo y vecino de los albaneses.

En cada uno de los recibimientos y reconocimiento, Indira de la Cruz, compañera sentimental de Romualdo Brito, entregó los agradecimientos en nombre de la familia del compositor.