Se cumplen cinco años de la muerte del maestro Calixto Ochoa

Hoy 18 de noviembre se cumplen cinco años de la muerte del maestro, rey vallenato y compositor, Calixto Ochoa Campo, uno de los artistas más completos de la música vallenata y la cultura Caribe.

Calixto Ochoa, tercer rey del Festival Vallenato en 1970, murió a sus 81 años de edad en Sincelejo, Sucre, luego de sufrir una isquemia; fue velado en cámara ardiente en la tarima Francisco El Hombre de la plaza Alfonso López de Valledupar, y recibió cristiana sepultura en su tierra natal: Valencia de Jesús.

Fue un músico versátil. Más de 1.700 canciones grabadas; muchas inéditas. Grabó en todos los aires vallenatos: paseo, son, merengue y puya; también en paseíto, cumbia, chandé, salsa, tropicales y hasta inventó ritmos.

Fue un músico polifacético; cambió las tonalidades del acordeón porque fue técnico de este instrumento; con Toño Fuentes fue fundador de los Corraleros de Majagual; apadrinó a Alfredo Gutiérrez y se lo llevó a vivir a la casa en Sincelejo.

Entre sus canciones están: ‘Los sabanales’, ‘Marily’, ‘Diana’, ‘El africado’, ‘Mata de caña’, ‘Muriendo lentamente’, ‘El hombre del sombrerón’, ‘Remanga’, ‘La reina del espacio’, ‘Palomita volantona’ y ‘Playas marinas’.

Su hijo, Rolando Ochoa, acordeonero, compositor y productor musical, heredó esa vena artística de su padre y también es un talentoso artista del folclor vallenato.

Valencia de Jesús, corregimiento de Valledupar y Colombia, recuerdan la memoria del maestro Calixto Ochoa, en el quinto aniversario de su fallecimiento.