‘Tierra Quebrá’, de la directora riohachera Nina Marín, obtuvo primer lugar en festival internacional de cine

La película ‘Tierra Quebrá’, de la directora y guionista Nina Marín Díaz, oriunda de Riohacha, fue la ganadora en el Festival Internacional de Cine Viña del Mar, realizado en Chile en sección ‘Ficviña construye online 2020’.

Es de mencionar que ‘Tierra Quebrá’ compitió con películas seleccionadas de Chile, Perú, México y Argentina, y se estima que el film esté en sala de cine internacional y en Colombia en el segundo semestre del año 2021.

Hay que resaltar que esta producción es netamente costeña con la mayoría de los talentos de La Guajira, Cesar y Magdalena.

Asimismo, fue finalista de la recién convocatoria del Fondo de Desarrollo Cinematográfico en Colombia, para la posproducción  del rodaje que se realizó entre enero y febrero de este año en las zonas rurales de Valledupar como Los Corazones, Las Raíces, El Jabo, Río Badillo y la zona de Sabana Crespo.

Cabe indicar que Nina Marín Díaz nació en Riohacha, es maestra de Arte Dramático, con tesis Laureada de la Universidad de Atlanta;  estudió Dirección y Producción de Cine en la Universidad de Europa; además estudió Derecho en la UPC de Valledupar, entre otros.

Según Nina, esta película es un sueño cumplido porque nace después de siete cortometrajes que ha realizado en su carrera de cine.

El productor es Óscar Alvarado, oriundo de Urumita, además es Ingeniero Ambiental y Abogado.

Este largometraje contó con la participación también de los guajiros Ana Elvira Dangond, actriz de Riohacha; Julio Antonio Alvarado, con raíces urumiteras; Yaline Melo de Riohacha; y el músico Leopoldo Maestre González de Urumita.

‘Tierra Quebrá’ es la ganadora del Convenio HD Argentina, que consiste en servicios de Producción Integral para el largometraje con masterizado 4K.

Según Nina Marín, esta película significó un sueño cumplido porque nace después de siete cortometrajes que ha realizado en su carrera de cine.

‘Tierra Quebrá’ es un reflejo de todos los mitos, creencias y predicciones que marcan esta región en torno a las festividades, entierros y otras conductas que aunque parezcan normales en algunos pueblos, para otros es algo nuevo y extraño.

“Es una historia de mujer para mujer. Lo que pretendo es que el espectador regrese a sus 16 años con estos amores prohibidos que hacen sentir cosquillas en el estómago”, manifestó Marín.