Vigilancia Guajira Ltda – Vigil celebra la Navidad con la niñez wayuú

Centenares de niños en situación de vulnerabilidad en los municipios de Uribia, Manaure y la comunidad indígena de Manuuyaluu, jurisdicción de Uribia, celebraron de manera anticipada la Navidad el pasado 7 de diciembre, gracias a la iniciativa de la empresa Vigilancia Guajira Ltda-Vigil, en cabeza de la gerente general Patricia Fragozo Hani y su aliado estratégico la Caja de Compensación Familiar de La Guajira –Comfaguajira–, los cuales recibieron más de 300 regalos en medio de una jornada de esparcimiento y recreación en esta zona del Caribe colombiano.

La jornada inició en la comunidad indígena de Manuuyaluu, donde con gran alegría los niños participaron junto con sus padres en actividades lúdico-recreativas y recibieron los regalos de la comitiva con alborozo y gratitud: seguidamente los padres de los menores expresaron su agradecimiento por la jornada alrededor de la niñez guajira.

 

Posteriormente, les llegó el turno a los niños de los municipios de Manaure y Uribia, quienes recibieron con ilusión a la comitiva y se mostraron felices con las actividades navideñas y la entrega de regalos, que tuvo como participantes activos al alcalde electo de Uribia, Bonifacio Hernández y a la gestora social de Manaure, Yanitza Lastra.

“Con gran satisfacción observamos como nuestros recursos llegan en esta temporada navideña a los niños en situación de vulnerabilidad, esto hace parte de nuestro compromiso como empresa socialmente responsable con nuestro entorno; robarles una sonrisa nos llena de emoción porque este es el sentido de la Navidad: compartir”, dijo Patricia Fragozo Hani, gerente de Vigilancia Guajira Ltda- Vigil.

“Gracias al trabajo que desarrollamos en La Guajira ponemos nuestro granito de arena para el mejoramiento de las condiciones de vida de familias guajiras y estas actividades son un gesto de gratitud para con la niñez de nuestra tierra, que son nuestro motor principal y el futuro de nuestro departamento y de nuestro país. La oportunidad de compartir con los niños de Uribia, Manaure y la comunidad de Manuuyaluu a través de actividades recreativas, música, regalos y meriendas no tiene precio, porque ver sus rostros llenos de alegría nos enseña que todo esfuerzo por ellos vale la pena”, agregó Patricia Fragozo Hani.

Finalmente, manifestó que “a lo largo del año realizamos de manera permanente trabajos de responsabilidad social con nuestras comunidades indígenas, donde las mujeres elaboran la dotación de nuestros empleados, brindamos charlas para empoderar a las madres para que contribuyan a la formación escolar de sus hijos y su alimentación y realizamos seguimiento de ello”.