Así quedaría el viejo puente Pumarejo en caso de convertise en atractivo turístico

En pocos días el Caribe estrenará el nuevo Puente Pumarejo, una de las estructuras más grandes y modernas de Colombia construida para mejorar la conectividad de la región con el resto del país. Gracias a sus características técnicas superiores, reemplazará al puente Pumarejo original (que en realidad se llama Laureano Gómez), que a partir del viernes quedará cerrado al tráfico vehicular.

Aunque la lógica indique que el siguiente paso es demoler el puente viejo, el Gobierno Nacional ya advirtió que no hay recursos para derribarlo, situación que amenaza el futuro proyecto de navegación fluvial a gran escala por el río Magdalena.

Para solucionar este problema, desde Barranquilla surgió la propuesta de demoler el viejo puente solo de forma parcial. La sección que pasa sobre el canal navegable sería derrumbada y los extremos serían conservados para ser convertidos en miradores al río que funcionarían como nuevos espacios turísticos y comerciales.