Con maletas quemadas, trabajadores de Rappi exigen mejores condiciones laborales

Cerca de 100 repartidores a domicilio de Rappi quemaron sus maletas naranjas frente a las oficinas de la empresa en el norte de la ciudad de Bogotá, para exigir mejores condiciones laborales y que la empresa se haga responsable de su salud en caso de sufrir un accidente.

Esta protesta generó reacciones en las diferentes redes sociales después de que estos repartidores a domicilio alzaran la voz por las presuntas irregularidades que se presentan con el pago de los domicilios. Además las protestas de repartidores de este tipo de empresas se han extendido por todo el mundo como consecuencia de sus precarias condiciones laborales.

Por su parte la empresa respondió a los hechos a través de un comunicado en el que rechaza “categóricamente cualquier acto o vía de hecho que altere el orden público y que ponga en riesgo a la ciudadanía» y se mostró abierta para entablar un diálogo una vez cedan los trabajadores.

Cabe recordar que Rappi nació en el año 2015 en Colombia como una «Startup» de entregas a domicilio, lo cual actualmente es una plataforma de servicios multiuso que tiene además operaciones en Argentina, Brasil, Chile, México, Perú y Uruguay.