La salud en Colombia un año después de la llegada del Covid-19

El 6 de marzo de 2020 Colombia confirmó su primer caso de Covid-19 en el territorio nacional. Hoy, un año después, nos encontramos en la primera etapa del Plan Nacional de Vacunación, contamos con un sistema de salud con un talento humano entrenado y un país que ha logrado una reactivación económica sin dejar de lado la importancia de la salud pública.

El inicio de la pandemia estuvo enmarcado porque tres días antes tomó posesión el ministro de Salud y Protección Social, Fernando Ruiz Gómez. De manera inmediata estableció rutas con todos los actores territoriales y del sistema de salud para los pasos a seguir y la preparación del país de cara al virus que aún el mundo estaba –y está– intentando conocer a profundidad.

De manera temprana se dio la declaración de la emergencia sanitaria, la cual ha sido ampliada y actualmente va hasta el 31 de mayo, esto para seguir con las estrategias contra el Covid-19 en el país, incluida la vacunación.

Laboratorios y UCI

El país pasó de tener un laboratorio que procesara pruebas Covid-19 a 165 avalados por el Instituto Nacional de Salud –INS– con capacidad de procesamiento de 65.090 pruebas diarias.

Adicionalmente, de 5.346 camas UCI a 12.002 en toda Colombia con corte al 4 de marzo; y territorios que no contaban con UCI ahora tienen esta oferta, como es el caso de Chocó y Buenaventura, con camas públicas al servicio de la población

En cuanto a equipos médicos entregados por el Gobierno nacional para la ampliación de capacidades en el país, fueron 5.131 los ventiladores asignados, 4.211 monitores, 50 equipos de rayos x portátil, 5.612 bombas de infusión, 1.025 camas UCI, 1.000 camillas, 57 desfibriladores y 11 ecógrafos. 

El país pasó de tener 5.346 camas UCI a 12.002, y territorios que no contaban con UCI ahora tienen.
Estrategias 

El ministro Ruiz y el Comité Asesor crearon una estrategia contra el Covid-19 basada en diferentes fases que permitió una reactivación económica segura, así como el fortalecimiento del sistema de salud y la protección de todos los colombianos.

En este sentido, el Ministerio de Salud y Protección Social emitió resoluciones con el protocolo general de bioseguridad para mitigar, controlar y realizar el adecuado manejo de la pandemia por Covid-19, así como protocolos adaptados a cada sector. 

Y de manera continua se han llevado a cabo 75 Puestos de Mando Unificado para la respuesta al Covid-19 que incluye trabajo intersectorial entre territorios y Nación para acciones conjuntas que lleven a la ejecución de planes y estrategias.

THS y atención

A la fecha se han girado 382.183 millones de pesos a 251.559 profesionales de la salud que atienden Covid-19 y se continuarán haciendo giros.

Adicionalmente, se ha capacitado al talento humano en salud para atención del Covid-19, atención en Unidades de Cuidado Intensivo, así como en vacunación. Todo con el fin de brindar la mejor atención a la población con un equipo humano altamente capacitado.

En cuanto a la telemedicina, han sido 101.249.764 las atenciones entre atenciones domiciliarias, control prenatal, fórmulas de medicamentos entregadas, laboratorios, orientaciones en salud y teleconsultas. Pasando de 1.194.931 atenciones en marzo de 2020 a 10.632.159 en enero de 2021.

Por otro lado, el valor de las inversiones en infraestructura el último año fue de $782.461.497.799, que incluyen proyectos de infraestructura, dotación, proyectos de ambulancia, unidades médico odontológicas –UMO– y vehículos extramurales.

Respecto al saneamiento de deudas 2020 – Acuerdo de Punto Final Nación, durante la vigencia 2020, la Adres realizó giros por $2,1 billones a las EPS y prestadores por concepto de saneamiento de deudas No UPC.

Igualmente, durante dicha vigencia la Adres realizó la legalización del giro previo de las vigencias 2018 y 2019 por valor de $5 billones.

Y, con el propósito de garantizar la atención en salud de todos los colombianos, el Gobierno nacional incrementó en 5.18 % la prima que se reconoce para la atención de cada usuario dentro del Plan de Beneficios en Salud, también conocida como Unidad de Pago por Capitación –UPC–.

Vacunación

Dentro de los retos para este segundo año de epidemia de Covid-19 en Colombia el gran reto es la consecución de la inmunidad de rebaño. “Tenemos ese objetivo y tenemos que lograrlo, es un propósito que no solo es del Ministerio, debe ser un propósito de todos”. 

Indicó que son importantes las acciones desde las EPS e IPS en todo el proceso de agendamiento para lograr ese objetivo. 

Para este segundo año de epidemia de Covid-19 en Colombia, el
gran reto es la consecución de la inmunidad de rebaño con la vacuna.

“Aspiro que a final de marzo hayamos terminado la vacunación de las personas de primera línea, que son aproximadamente 370 mil personas, y estemos muy avanzados en la vacunación de las personas mayores de 80 años. Aspiramos cumplir esa meta, queremos cumplirla, esto depende tanto del Gobierno nacional en el acopio de las vacunas necesarias, pero también depende de los territorios, en la celeridad con la cual se apliquen las vacunas, y en la acción de todos”, aseguró el ministro. 

En ese sentido, dio un parte de tranquilidad a la población en general, reiterándoles que la vacuna es eficaz y es segura, probado a nivel nacional y mundial. Si bien hay eventos y algunos son coincidentes con la vacunación, hay otros que están relacionados más con otro tipo de situaciones como nervios, por lo que no hay que anticiparse en las conclusiones.

“Con el Instituto Nacional de Salud y el Invima hay un sistema para todo el manejo de los posibles eventos adversos, análisis y estudio, hay que esperar los resultados para llegar a conclusiones. Muchas veces estos eventos se anuncian anticipadamente, pero esos efectos no son asociados a la vacuna. Tenemos un sistema establecido desde hace mucho tiempo para el análisis de cada situación de vacunación”, aseveró el funcionario. 

Finalmente, hizo un llamado a la ciudadanía a no bajar la guardia, especialmente en la próxima celebración de Semana Santa. Aunque el segundo pico en Colombia bajó, tanto en niveles de contagio y mortalidad, “ya nos demostró la temporada navideña que cualquier oportunidad que tuvimos para hacer reuniones familiares, para acercarnos, nos llevó a esta situación de mortalidad y afectación tan grande en las cuatro semanas de enero”.