OMS incluye el desgaste laboral y la adicción a los videojuegos en su lista de enfermedades

El pasado fin de semana la Organización Mundial de la Salud (OMS) presentó su nueva Clasificación Internacional de Enfermedades, una lista actualizada sobre los trastornos y dolencias que padecen los seres humanos y que en esta ocasión incluye entre otros al síndrome de desgaste laboral o burn out y la adicción a los videojuegos.

De acuerdo a la nueva clasificación, que entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2022, el desgaste laboral o profesional es «un agotamiento físico y mental debido al estrés crónico asociado con el trabajo y el desempleo» y lo describe como «un síndrome resultante de un estrés crónico en el trabajo que no fue gestionado con éxito».

Entre los síntomas que afectan a las personas que padecen este trastorno, se encuentran: «una sensación de agotamiento», «cinismo o sentimientos negativos relacionados con su trabajo» y una «eficacia profesional reducida».

Por otra parte, la OMS ya había reconocido en el pasado a la adicción a los videojuegos como una enfermedad, pero a partir de ahora será oficial.

El impulso descontrolado hacia los videojuegos fue incluido en la categoría de «trastornos de dependencia» y los pacientes afectados por este mal son descritos por el organismo como adictos con «entusiasmo excesivo para los juegos de computadora y video».

Los adictos a los videojuegos tienen problemas en sus relaciones sociales, en su formación educativa y en su rendimiento laboral.

 

El diagnóstico de esta enfermedad se hace tras identificar durante doce meses «signos de un trastorno del juego que afecte negativamente a la familia, a la sociedad, a la educación, al profesional y a otras áreas de la vida». En estos casos los especialistas deben iniciar un tratamiento cuando la enfermedad «es lo suficientemente grave como para que dé lugar a un deterioro significativo a nivel personal, familiar, social, educativo, ocupacional o en otras áreas importantes de funcionamiento».